ANIMAL MITOLÓGICO:

Esta criatura llamada Kraken, palabra escandinava para “animal retorcido y astuto”, es descrita en relatos y leyendas noruegas del siglo XII como un pulpo gigante que podía destrozar barcos arrastrándolos hasta el fondo del mar, de la gran bestia se decía que podía tener el tamaño de una isla de 2,4Km de longitud y donde el peligro no era sólo el animal sino el remolino que originaba al sumergirse en las aguas arrasando barcos y tripulantes.
No ha existido monstruo marino que más terror haya infundido a los marineros, especialmente a los balleneros, que describen las marcas de grandes ventosas en las ballenas capturadas pertenecientes seguramente a un calamar gigante y no a un pulpo, por lo que sin la existencia de datos científicos acerca de un pulpo de semejantes dimensiones lo más probable es que pudieron ser confundidos con calamares de una envergadura de entre 15 y 20 metros de largo, existentes en las profundidades como se ha demostrado.

kraken

INSPIRACION Y SIMBOLISMO:

Animal que originó numerosos estudios como los del obispo de Bergen: Erik Pontoppidan (1698-1764) importante teólogo y ornitólogo danés, que describió ampliamente al Kraken en su obra “Historia Natural de Noruega”, otros como el naturista malacologista: Pierre Dénys de Montfort (1766-1820), que escribió sobre él en su “Enciclopedia de Moluscos”. Para otros sirvió de inspiración como es el caso del poeta inglés Alfred Tennyson (1809-1892) escritor que basó su obra en temas mitológicos y medievales, influencia que ejerció en el célebre Julio Verne (1828-1905) precursor de la ciencia ficción, realmente era un estudioso de la ciencia y tecnología de la época, fue un adelantado a su tiempo dando paso a inventos que revolucionarían posteriormente el mundo y encasillado sin pretenderlo en la novela moderna de aventuras con su “Veinte mil leguas de viaje submarino”, que nos relata un detallado mundo acuático de extraños animales entre los que aparece descrito un beligerante y enorme pulpo.

Hokusai

REPRESENTACION EN EL ARTE:

Representado en diversas variantes artísticas de todo el mundo, como van desde una vasija micénica del 1500 aC perteneciente al arte del Mediterráneo antiguo, a xilografías eróticas del artista japonés Hokusai del 1820, hasta su protagonismo colosal y devorador humano en el cine desde los años 50.
Criatura solitaria de fuerte simbolismo, sus atributos van desde la sensualidad, el misterio, la introspección y la complejidad hasta la inteligencia y la versatilidad, cualidades entre otras muchas que residen en el estudio veraz del animal por su comportamiento que dista bastante del mítico y furioso destructor descrito por los imaginativos narradores de siglos pasados.


Vasija Micénica

EL PREDILECTO: OCTOPUS VULGARIS.

De la costa gallega en el mar Atlántico procede la variedad de Pulpo más apreciada entre consumidores y profesionales que lo trabajan, el llamado Octopus vulgaris, especie de cefalópodo octópodo molusco, animal marino, invertebrado, carece de concha y es carnívoro, de la familia Octopodidae, (palabra griega, “octo” ocho, “podós” pies), también se encuentra en el Mediterráneo, otros conocidos son el Octopus macropus (llamado pulpón o patudo), Octopus salutti y el Eledone cirrosa.
En cuanto a dimensiones el pulpo de anillos azules de Australia, de 15 cm de largo, es el más pequeño, siendo el único con mordedura venenosa causando la muerte en menos de una hora. El pulpo común Octopus vulgaris puede alcanzar los 3 m de largo y 12 kg de peso. Especies más grandes como el Haliphron atlanticus y el Enteroctopus dofleini encontrados de hasta 6 metros y 70 kg de peso.

Vasija Micénica

De la costa gallega en el mar Atlántico procede la variedad de Pulpo más apreciada entre consumidores y profesionales que lo trabajan, el llamado Octopus vulgaris.

ANATOMÍA, REPRODUCCIÓN Y SU ADAPTACIÓN AL ENTORNO:

Exteriormente está formado por manto, cabeza, dos ojos, boca, sifón ventral y 8 tentáculos, descritos a continuación:
El manto, de unos 25 cm de largo, aloja en su interior además de otras vísceras el depósito de la tinta que emplean para huir de sus depredadores, sustancia negra compuesta de mucosidad y melanina, ésta última la encargada de la protección de su piel frente a los rayos UVA así como del camuflaje cambiando su color de piel según el entorno, llegando incluso a imitar a otros animales, o arrugar su piel para adaptar forma de roca. En el manto de la hembra se encuentra una cavidad llamada cloaca en donde el macho introduce con su brazo copulador sus espermatóforos (paquetes de espermatozoides) para formar entorno a los 120.000 a 400.000 huevos adheridos posteriormente a las rocas en forma de racimos que la hembra protegerá hasta la muerte, durante 25 o 65 días (dependiendo de la temperatura del agua). La alimentación de las crías es planctónica hasta los 2 meses.
Al no tener caparazón su cabeza es de gran flexibilidad para adaptarse a rocas y grietas, tiene forma ovalada y en ella se sitúan: los dos ojos muy desarrollados habituados a la actividad nocturna y a los cambios de luz, el cerebro con probada capacidad para tomar decisiones inteligentes y tres corazones, dos de ellos bombean sangre a las dos branquias y el tercero al resto del cuerpo.
El sifón ventral direccionable está situado en la parte trasera de la cabeza, mecanismo propulsor de huida al expulsar gran cantidad de agua.
En la parte inferior central se sitúa la boca, provista de un pico córneo, zona desde la que se bifurcan los 8 tentáculos o brazos, dotados cada uno de dos filas de ventosas pegajosas con las que se adhieren a cualquier superficie y que los dotan de una gran sensibilidad, brazos que le sirven para desplazarse, siendo éste el otro medio de locomoción además del sifón y conectados a un pequeño cerebro que controla a cada uno. Una de las características más asombrosas es la regeneración de los tentáculos cortados, pudiendo llegar a tener dos o tres tentáculos extra.
Su hábitat va desde aguas superficiales hasta los 100 metros de profundidad, alimentándose de crustáceos, bivalvos y peces, mayormente activo de noche y ocultándose en grietas y cuevas, dotado de gran sensibilidad desarrollada para suplir su falta total del sentido del oído. Tienen una longevidad aproximada de 12 a 18 meses, animal tímido y solitario sólo se reúnen para la reproducción.
Por tanto, se trata de un animal de gran fuerza a pesar de su tamaño, tímido, solitario y de rápida adaptación al entorno, sobresaliendo su capacidad de aprendizaje mediante la observación y extremadamente sensible. Escurridizo se muestra prudente ante el hombre y no representan ninguna amenaza para él.