El pulpo de O Carballiño dio origen a la celebración de una de las fiestas gastronómicas más multitudinarias y características de Galicia: la Festa do Pulpo de O Carballiño.

UNA FIESTA ENTRE AMIGOS:

De una reunión ocasional entre un grupo de amigos hace 51 años surgió lo que es hoy día una de las mayores concentraciones gastronómicas de Galicia.
Idea iniciada por tres de los comensales, Ramón Valeiras “o labrador”, secundada por Felipe Luís López diseñador local, artífice de numerosos carteles anunciadores de la fiesta y el que en aquel entonces era el alcalde Héctor González Godás. Con buena mesa y mejor compañía deciden llevarla a cabo el domingo 20 de septiembre de 1964 a orillas del río Arenteiro en el Parque Municipal de O Carballiño.
Apenas una docena de amigos y con el pulpo como protagonista principal del menú, contaron con una sola pulpeira tradicional de Arcos, pasando en la actualidad a más de 40 calderas con una afluencia de 90.000 personas en las últimas ediciones.


ORIGEN, ANTIGÜEDAD Y RAIGAMBRE TRADICIONAL

El segundo domingo del mes de agosto del año 2012, La Festa do Pulpo de O Carballiño celebró su 50 Aniversario. Cincuenta años ininterrumpidos de historia que pueden parecer insignificantes si se les compara con los más de tres siglos desde la introducción de este producto marino en las tierras del interior de Galicia, pero que han resultado ser más que suficientes para haber alcanzado la calificación de la mayor manifestación gastronómica de Galicia. Calificación que avalaremos con copia de numerosos artículos periodísticos de los últimos años, que así la definen. Incluso si nos atenemos al número de visitantes que acuden cada año a esta celebración, no sería exagerado situarla entre las primeras de España.
Es pues una romería contemporánea, que conserva, sin embargo, todos los ingredientes de las antiguas romerías gallegas, como se recoge en algunas opiniones de expertos publicadas, tanto por la prensa gallega como por la prensa nacional e internacional. Su éxito parte, sin duda, de su entronque con una de las manifestaciones gastronómicas más exclusivas y antiguas de Galicia, la degustación del “Pulpo á Feira”, siendo la localidad de Santa María de Arcos, colindante con O Carballiño y a cuyo ayuntamiento pertenece, su cuna, o más bien, la de las “pulpeiras” y “pulpeiros”, auténticos artesanos de su preparación y garantes por tradición familiar y secular de todos sus secretos de elaboración.

“La fiesta se celebra el segundo domingo de agosto en el Parque Municipal de la villa y goza del privilegio de ser considerada desde 1969 Fiesta de Interés Turístico.”
Octavio, Festa do Pulpo
“Goza del privilegio de ser considerada desde 2012 ” Fiesta de Interés Turístico Nacional”"
Octavio, Festa do Pulpo


sello_turistica

El origen de la fiesta tiene mucho que ver con esta rica y antiquísima tradición “pulpeira” de la comarca carballinesa, llamada antaño, “Orcellón”, y con la iniciativa de un grupo de vecinos que deciden rendirle un homenaje a este exquisito manjar creando e institucionalizando una romería en la que el verdadero protagonista fuese el pulpo. Para ello contaban con el atractivo de este plato gastronómico, con todas las “pulpeiras” de Arcos y lo que no es menos importante, con el marco natural adecuado, el Parque Municipal de O Carballiño, creado en el 1927 y que, con una extensión de treinta y dos hectáreas de arbolado de las más diversas especies – robles, camelios, tilos, abedules, cedros, eucaliptos, pinos, etc…, con cuatro fuentes naturales, un área etnográfica que ofrece en un conjunto, una Escuela de Pesca, un Molino que es museo etnográfico, un camping, y el paso del río más importante de la comarca, el Arenteiro, lo cual ofrece unas posibilidades ilimitadas para el desarrollo de la fiesta.
De cómo este producto de las rías gallegas llego a convertirse en el plato más popular y característico de esta localidad y comarcas interiores, e incluso de Galicia, merece una breve referencia histórica, aunque antes es preciso retomar el hilo del origen de la fiesta y destacar que la rpimera edición de la “Festa do Pulpo” tuvo lugar en el mes de septiembre coincidiendo con la celebración de las fiestas patronales de la villa carballinesa. Las sucesivas, hasta hoy, se celebraron en pleno verano, cada segundo domingo de agosto, con objeto de garantizar la mejor climatología y la mayor asistencia de visitantes.

festa02

En sus primeras ediciones en los años sesenta, fueron muchos los carballineses que se acercaron al parque municipal para asistir a la romería, pero todavía no se percibía el auge que alcanzaría la fiesta unos años más tarde, en la década de los setenta, con la afluencia masiva de personas procedentes de toda Galicia, de otros lugares de España e incluso del extranjero, a lo cual contribuyó sobremanera la presencia de gallegos por todo el mundo, la promoción institucional de la fiesta y sobre todo la declaración de la “Festa do Pulpo” como fiesta de “Interés Turístico”, lo que se produjo en el año 1972.- (BOE Nº65 del 16 de marzo de 1972). Resolución de la Dirección General de Promoción del Turismo por la cual se concede la denominación de “Fiesta de Interés Turístico”. Madrid 4 de febrero de 1972.
La raigambre tradicional de la “Fiesta do Pulpo”, parte de un pasado histórico descrito en otro apartado, que relaciona a las pulpeiras con las ferias de toda Galicia y con la propia tradición romera de los gallegos.

La raigambre tradicional de la “Festa do Pulpo”, parte de un pasado histórico descrito en otro apartado, que relaciona a las pulpeiras con las ferias de toda Galicia y con la propia tradición romera de los gallegos. En este sentido, la “Festa do Pulpo” de O Carballiño ha conseguido combinar perfectamente la tradición más genuina con las exigencias de cada época; por eso, en tan sólo cincuenta años de historia, esta romería se ha hecho tan imprescindible como cualquier otra tradición de este ámbito.

La “Festa do Pulpo” se celebra invariablemente, desde sus primeras ediciones, en el segundo domingo de agosto de cada año.

VALOR CULTURAL, SIGNIFICACIÓN Y ALCANCE COMO ATRACTIVO TURÍSTICO.

Parte del valor cultural que conlleva la “Festa do Pulpo” ha quedado recogido en el capítulo anterior, cuando se ha resaltado la importancia antropológica de esta romería. Esta entronca directamente con las tradiciones emanadas del oficio artesano de los pulperos y de otros oficios que, como carpinteros, latoneros, fundidores de hierro y cobre o afiladores, han estado directamente ligados al discurrir histórico de los pulperos. Además, el pulpo como producto gastronómico se relaciona con otros productos que le acompañan y entre los que debemos citar el pan artesanal, específicamente de Cea, de elaboración tradicional, con trigo del país y horno de leña, y el vino del Ribeiro, de la comarca del mismo nombre, en cuya parte más alta, en la montaña, se sitúa O Carballiño.
En la “Festa do Pulpo” pueden observarse algunas de estas connotaciones culturales de que hablamos relacionadas con la gastronomía popular. Así, en el caso de las pulperas, se puede observar el proceso completo de elaboración, cocción y preparación del pulpo a cocer en calderas de cobre, se deja reposar y hasta que se corta en pequeñas tajadas y se condimenta con sal gruesa, aceite de oliva y pimienta, servido en un plato de madera. Este ritual, cuyo máximo secreto reside en la cocción, es seguido por todas las pulperas. Evidentemente, en el caso de otros oficios artesanales, como los ya citados, no se puede observar el proceso de elaboración de los productos, pero sí su comercialización, situándose panaderas, rosquilleras, fruteros, etc…, por grupos, representando gremios de gran tradición en Galicia, propios de ferias y romerías desde la Edad Media.
En los últimos años, al recinto de esta romería acuden gran cantidad de artesanos: alfareros, cesteros, cordeleros, etc…, para vender sus productos, lo que le añade a la fiesta un nuevo aliciente cultural.

festa01

Pero si hemos de destacar el valor cultural de la “Festa do Pulpo”, tenemos que referirnos especialmente a las vertientes musical y folclórica. A esta romería acuden en cada edición diversos grupos de gaitas que, procedentes de toda Galicia, animan la romería interpretando sus repertorios de temas populares gallegos. Estos grupos de gaitas, formados al menos por cuatro miembros: dos tamborileros y dos gaiteros recorren desde primeras horas de la mañana el recinto del parque municipal amenizando en cada rincón la fiesta. A ellos se suman grupos que bailan “muiñeiras”, jotas gallegas o polcas tradicionales. En este sentido, la participación de los numerosos visitantes de la “Festa do Pulpo” es elevada. Incluso se forman grupos que entonan, también espontáneamente, canciones populares gallegas. Esto se produce entre amigos o familias que se reúnen para comer y vivir la romería.
Además de los grupos de gaitas, asisten grupos folclóricos de danza, que ofrecen bailes tradicionales gallegos en un auditorio en el mismo recinto del parque municipal. Este es, quizás, uno de los elementos culturales más destacados de la romería, ya que se celebra un festival de danzas tradicionales gallegas, bien por parejas, bien por grupos, que tiene lugar por la mañana y a media tarde. Durante el festival, los visitantes pueden observar tanto la evolución de los trajes típicos gallegos, que visten los grupos folclóricos, como los distintos tipos de danzas populares del repertorio folclórico folclóricos de Galicia.
De estos valores culturales que se deducen de la “Festa do Pulpo”, se deriva un complejo significado que resume la historia antiquísima de las costumbres gallegas, sean gastronómicas o de otro tipo, y que realzan el sentido de la colectividad propio de las culturas ancestrales, participando y compartiendo todos los comerciales, al darse cita un número tan elevado de puestos de venta de productos.
El significado de todo el conjunto podría resumirse, pues, como una experiencia actual de las ferias y romerías tradicionales de Galicia, en la que prevalece la vertiente más lúdica: gastronomía, cantos, bailes; con la más comercial: venta de productos de la rica artesanía gallega.

festa01

De ambas connotaciones, valores culturales y significado puede desprenderse el alcance de la “Festa do Pulpo” como atractivo turístico. Destacaremos, en primer lugar, la posibilidad de degustar todos los productos típicos de la gastronomía popular gallega (“pulpo á feira”, pan de Cea, empanadas de las más diversas especies: carne, de “xoubas”, o boquerones, de anguilas, de bonito, de pollo, etc…, sardinas asadas, carne cocida ó carne o caldeiro, rosquillas y melindres, frutas de la época del país gallego, vinos del Ribeiro blancos y tintos, aguardientes blanca y de hiervas, licores) y un largo etcétera de productos que componen la gastronomía popular gallega y que en esta romería son consumidos por toneladas. Así, las aproximadamente medio centenar de pulperas cuecen y preparan más de veinticinco mil kilos de pulpo; las varias piezas de pan, de empanadas, de ramos de rosquillas y de kilos de melocotones del país. Por miles hay que contar también los litros de vino del Ribeiro que se comercializan y los varios cientos de botellas de aguardientes y licores.
Pero, además del atractivo gastronómico, es de resaltar el alcance del valor cultural que ofrece la romería, pudiendo vivir y observar, como se ha señalado anteriormente, el folclore más variado y tradicional de Galicia, con toda la riqueza de trajes típicos y de bailes y piezas musicales de las diversas zonas de Galicia, tanto de las costeras como del interior. Incluso, es de destacar la vivencia de las canciones populares entonadas espontáneamente por grupos de amigos y familiares en cada lugar del parque municipal de O Carballiño.
Finalmente, el alcance como atractivo turístico de la “Festa do Pulpo” viene dado por el marco natural que sirve de escenario de esta romería. Se trata del parque municipal más extenso y cuidado del interior de Galicia, que ofrece todas las posibilidades de esparcimiento para disfrutar plenamente de la fiesta sin sentir los agobios propios de una romería tan multitudinaria. A las características del mismo, ya indicadas en el anterior capítulo, hay que añadir que se halla rodeado por una zona residencial muy cuidada, en la que podremos contemplar hermosos ejemplos de la arquitectura gallega, cuyos pilares básicos son el granito, los balcones de forja y las galerías, simulando los “pazos”, casas señoriales de los siglos XVII y XIX. A un lado del parque se encuentra el principal de los balnearios de O Carballiño, una construcción señorial del siglo XIX, o más concretamente de 1900, rodeada de frondosa arboleda y jardines, al que acuden cada verano miles de “agüistas” de toda Galicia y del resto de España, para destacar y curar sus dolencias. En el lado opuesto del parte se halla la piscifactoría de O Carballiño, un vivero que repuebla cada año de truchas y peces muchos de los ríos gallegos.
Pero quedaría inconcluso este capítulo referido al alcance de la fiesta como atractivo turístico, sino nos hiciésemos eco de la “familiaridad” con la que se recibe a todos los visitantes, comenzando por el respeto que se profesa a todos ellos en una villa eminentemente veraniega y turística, acostumbrada a recibir cada año a miles de visitantes. Además, la “Festa do Pulpo” posiblemente sea la única romería gallega que ofrece al visitante la posibilidad de adquirir previamente una tarjeta para acudir al recinto que instala el Ayuntamiento y degustar con toda comodidad los productos que se sirven; o bien, acudir a cualquiera de las instalaciones de venta de alimentos, para degustar allí sus productos; o bien adquirirlos y sentarse a degustarlos en cualquier rincón del parque. Y todo ello, con garantía de los controles de calidad y precios, estableciéndose un precio máximo para cada uno de los productos, los cuales figuran en paneles instalados por todo el parque para información de los visitantes.

festa02

FECHA DE CELEBRACIÓN Y DESCRIPCIÓN DE LOS ACTOS QUE COMPONEN LA FIESTA.

La “Festa do Pulpo” se celebra invariablemente, desde sus primeras ediciones, en el segundo domingo de agosto de cada año. Esta fecha coincide con el apogeo turístico de Galicia y de O Carballiño que, con sus dos balnearios de aguas termales, atrae cada verano a miles de visitantes, la mayor parte de los cuales permanecen en la villa por un período no inferior a quince días.
Esta fecha coincide, además, con la mayor presencia de emigrantes de O Carballiño y otras localidades gallegas, que se desplazan desde sus lugares de residencia, tanto en Europa, como en América, para pasar sus vacaciones en su tierra. Esto hace que pueden ser acompañados por amigos de estos países, lo que ocurre habitualmente con los residentes en Suiza, Francia y Alemania, principalmente, e incluso en algunos países latinoamericanos, como Argentina, Venezuela, México, Panamá y Cuba a los que se les dedicó ediciones de la “Festa do Pulpo” de los últimos años.

En los días anteriores a la fiesta se celebran diferentes actos y actividades relacionados con la fiesta, destacando el concurso de peñas que reúnen a cientos de jóvenes que realizan un concurso de camisetas que proporcionan gran animación y colorido a la misma.
La “Festa do Pulpo” es una romería gastronómica campestre, por lo que se desarrolla en el parque municipal de O Carballiño, los actos comienzan por la mañana, con los pasacalles y desfiles de los gaiteros y grupos folclóricos que parten del Ayuntamiento de O Carballiño hacia el recinto ferial. La actividad en el parque comienza a las diez de la mañana, con la llegada de los visitantes y romeros. Previamente, desde el alba, pulpeiras, vendedores de productos alimenticios o artesanales, taberneros, ultiman los preparativos para satisfacer la demanda de los varios miles de visitantes que acuden al recinto y que lo hacen de forma masiva hacia las doce del mediodía. Muchos de estos visitantes, especialmente los de las localidades próximas a O Carballiño acuden con empanadas y otros productos, adquiriendo únicamente en el recinto el pulpo.
Los grupos de gaitas recorren permanentemente el recinto ferial, satisfaciendo la demanda de interpretaciones que les solicitan los romeros por todo el parque.
A partir del mediodía, se reciben a las autoridades y resto de invitados al recinto oficial, por las autoridades locales, en una recepción oficial en el ayuntamiento.
A las doce de la mañana y posteriormente en su segunda parte a las cinco de la tarde, aproximadamente, se inicia el festival folclórico de bailes tradicionales gallegos, con la actuación de grupos folclóricos y el concurso de jotas y muñeiras por parejas y grupos. Esta demostración de folclore gallego se prolonga hasta las ocho de la tarde.
La actividad en el parque municipal concluye alrededor de las diez de la noche, cuando los romeros abandonan el parque municipal.